10 de julio de 2009

Linderos

Hoy vino un topógrafo para establecer los linderos del terreno. También le hice caso a Marta, quien me aconsejó que aprovechara la visita del topógrafo y obtuviera datos de altimetría por un pequeño costo adicional. Conociendo las curvas de nivel, creo que se puede calcular el volumen de movimiento de tierras.

Uno de los puntos de la poligonal del terreno coincidía exactamente donde estaba un arbusto espinoso. El topógrafo quería cortar el arbusto, pero yo preferí dejarlo y colocar la estaca a un lado. El arbusto no merecía morir por conocer la ubicación superexacta del lindero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Archivo del blog