22 de septiembre de 2013

El Diluvio

Las últimas tres semanas ha llovido sin cesar. Las paredes de la construcción siguen húmedas y no puedo ni pensar en colar el entrepiso.  El clima está así (foto tomada a dos km de la construcción):



Y con la enorme cantidad de lluvia, se hacen cascadas donde antes no las había:



y sobra decir que la obra está totalmente anegada:



pero por lo menos la escalera ya quedó totalmente colocada:



y además ya está el armado de la trabe que cargará una enorme pared de cierre del primer piso. Calculé que esa pared pesará aprox. 20 toneladas cuando esté recién colocada y aún húmeda. Una vez seca, su peso se reducirá a unas 15 toneladas.  Por dicha razón, incluí 6 varillas de 1 pulgada en el armado. ¡el miedo no anda en burro!



Con este portal de concreto armado, estoy abandonando un poco el principio de "construcciòn natural", pero en este caso no quiero hacer concesiones a la seguridad en caso de algún temblor...

¿qué opinan ustedes?



 

8 de septiembre de 2013

Llueve, llueve y llueve...

Ha llovido torrencialmente diario durante las dos últimas semanas.  ¡El terreno está totalmente anegado!



El cob que hemos colocado recientemente no se seca.  Los muros están tan húmedos que el pasto que nació hace un mes, sigue creciendo feliz:



Lo malo de ello es que la paja dentro del cob ya se empezó a podrir...   ello hará que pierda resistencia y que no funcione tan bien  :-(

Los avances han sido muy lentos.  No hay forma de subir los muros más de 15 cm diarios, ya que la capa inferior no se seca y no soporta gran carga encima. Las capas inferiores aun son plásticas y con el peso extra se deforman en forma de hongo. En el argot de los "coberos" este fenómeno se llama "splüging".

La escalera va bastante bien:



Ya solamente falta colocar dos escalones más:



Y un consejo:  NUNCA, pero NUNCA instalen una lona o carpa color rosa en su obra. En el interior, todo se ve espantosamente rojo o rosa;  se pierden los contrastes y no es muy agradable...