27 de septiembre de 2014

Impermeabilizando

Una vez que los carpinterons terminaron el techo inferior, me puse a impermeabilizarlo.
 
Empecé calafateando las hendiduras y embadurnando una pintura impermeabilizante. La primer área fue alrededor de los ángulos que posteriormente soportarán a las escaleras





El siguiente paso fue colocar un lienzo de chapopote, el que hay que calentar con flama abierta para que se derrita y se adhiera al techo. Nótese que como el techo es bastante inclinado (35º), debo usar cuerdas de vida para asegurarme en caso de un resbalón o caída:




Los detalles entre las ménsulas me tomaron muchísimo tiempo. Tuve que colgar el tanque de gas en la parte superior del techo, de tal manera que la pistola pudiera alcanzar a todas partes:





Lo mismo lo inicié en el lado sur:



Aquí otra vista del sur:



Debido a que los lienzos son muy pesados y difíciles de manejar en el techo inclinado, estoy cortando secciones de 2 metros de largo. Ello me permite manejarlos en forma más sencilla. El avance comienza a ser menos lento, conforme adquiero habilidad:


 Con la compresora apliqué toda la pintura impermeable que faltaba:



Nuevamente me vino a ver Tláloc, exactamente cuando recién había pintado y aún no se secaba.  Huelga decir que una buena parte de la pintura se deslavó!!!


Pero "el que persevera, alcanza". Finalmente terminé de aplicar toda la pintura:


Y adelanté bastante en los lienzos impermeables.  Creo que en dos jornadas largas más, habré terminado esta primera parte!






No hay comentarios:

Publicar un comentario