12 de febrero de 2012

Reforestando

Hace ya mucho tiempo que quería reforestar la zona federal aledaña a mi terreno. En la zona abundan los encinos, los pinos, algunos pirúes y capulines.
Me decidí por encinos, ya que tienen la capacidad de vivir en suelos de tepetate y crear una capa de tierra vegetal a partir de la descomposición de sus hojas (aunque muy lentamente).
Ya hace más de un año sembré unos cuantos "encinitos", pero han crecido muy lentamente:



Decidí en esta ocasión hacer las cosas un poco más rápido: instalé una línea de agua hasta la zona federal para poder regar los árboles que siembre:



Y lo mejor de todo:
compré 10 encinos ya muy crecidos (de 3.5 metros de altura) en un vivero en Valle de Bravo. Son de las variedades
  • Quercus crassipes
  • Quercus Laurina
  • Quercus Rugosa
A la hora de excavar las cepas, el maestro Ramón afortunadamente encontró el drenaje sanitario, al cual próximamente conectaremos:



Los encinos formaron un lindo bosque una vez sembrados:









Espero que todos ellos se den bien. Afortunadamente los podré regar y eso, junto con su buen tamaño, mejora mucho la probabilidad de éxito

3 comentarios:

  1. Me parece que fue buena estrategia el combinar árboles jóvenes con árboles más grandes y asegurar que tienen agua suficiente para adaptarse. Se ve muy bonito el paisaje del lugar.

    ResponderEliminar
  2. Me parece muy buena estrategia combinar arboles jóvenes y maduros. Se ve muy bonito el paisaje y los cedros en especial son muy decorativos.

    ResponderEliminar